Asociación Escuela Científica Basilio
Enseñanza Espiritual
Discípulos de Jesús


Dirección: Sede Central: Avda. Rivadavia 4260 - C1205AAP) - Cap. Fed. - Buenos Aires - Argentina

Teléfono/Fax: 4981-4646 / 4983-2890 Líneas Rotativas

E-mail: comdirectiva@basilio.org.ar

 

 



Co-fundadores:En el año 1917, Eugenio Portal y Blanca Aubreton de Lambert fundan la Escuela Científica Basilio con el propósito de retomar la Obra realizada por Jesús, para propender a la Evolución Espiritual de los seres humanos.


Inicio de actividad en el país:LaInstitución comienza a estructurarse en el año 1915 y se funda en 1917. En 1925 obtiene la personería jurídica.


Registro Nacional de Cultos: 1 otorgado el 1


Director General Espiritual (Argentina): Hermano Ernesto Guido Boeri

 

Principios y propósitos fundamentales (doctrina):  

La Escuela Científica Basilio se propone como Institución, dedicarse a la práctica y a la difusión de la Ciencia Espiritual a efectos de esclarecer
la vida del espíritu y el porqué de su existencia infinita respetando toda creencia e ideología que por otros caminos orientan al ser hacia su evolución.

El motivo de la fundación de la Escuela ha sido traer nuevamente a la Humanidad la verdad sobre la vida del espíritu en todas sus manifestaciones, continuar con la Enseñanza Espiritual que trajo Jesús de Nazaret, que fuera tergiversada y proseguir las Prácticas Espirituales, patrimonio de la "Idea Nueva".

La actividad de la Escuela para el cumplimiento de su Misión comprende tres partes:

1) Rendir Culto a Dios.

2) Estudiar la Ciencia Espiritual, que dá cuerpo a la doctrina que nos lleva a la filosofía de la Enseñanza.

3) Realizar las Tareas que tienen como fin el arrepentimiento de los grupos espirituales del error.

La Escuela, a pesar de estar integrada por seres reencarnados, y como tales, con errores, es un punto material donde tiene su apoyo el Bien, para hacer efectiva la liberación de cantidad de espíritus que habitan en la equivocación y perturban al encarnado.

La primera parte de la actividad de la Escuela, o sea el conocimiento de la Ciencia Espiritual, se realiza a través de las distintas manifestaciones de la mediumnidad. Con los conocimientos que aportan, se dá norma y desarrollo a distintos temas científico-espirituales qué, con la confirmación de Jesús, Guía de la Enseñanza pasan a aumentar el caudal de conocimientos espirituales.

Todas las filiales de la escuela están amparadas por el Bien, manifestándose por medio de una protección fluídica para que puedan realizar su misión redentora

 

Blanca~1.jpg (12111 bytes)Blanca Aubreton de Lambert

Venerable Blanca

 

Nació el 9 de diciembre de 1867 en París, Francia, y desencarnó el 25 de junio de 1920 en Buenos Aires, República Argentina.
Siendo hija de un hogar de humilde condición, desde muy niña tuvo que trabajar para ayudar a la subsistencia familiar.
Contrajo matrimonio con Hipólito Lambert, y radicada en una ciudad del sur de Francia tuvo oportunidad de conocer a un soldado francés de nombre Zouave Jacob quien la introdujo en el conocimiento de la ciencia espiritual que ella asimiló rápidamente.
Y esta Obra Espiritual sufre una interrupción al emigrar el matrimonio Lambert hacia América, radicándose en Buenos Aires, República Argentina, transcurren muchos años en los que Venerable Blanca tiene que realizar tareas de planchadora para colaborar en la manutención del hogar.
Si bien su actividad espiritual fue postergada, nunca estuvo olvidada, ya que ésta fue la enorme e importante tarea que traía para su última encarnación.
En el año 1915 se produce el encuentro con el hermano Eugenio Portal y de allí en más, toma forma la obra que ambos desarrollarían para que la Idea Nueva se plasmara nuevamente en la faz material bajo la designación de Escuela Científica Basilio.
La intensa labor desarrollada por la Hermana Blanca entre los años 1918 y 1919 le significó un total agotamiento de su salud; pero ella, firme en su propósito, siguió trabajando para cumplir lo prometido.
Cuando el 21 de septiembre de 1947 se inauguró en la localidad de Valentín Alsina, Provincia de Buenos Aires, esta Filial Nº 7, Jesús de Nazareth la designó Guía Espiritual y desde entonces brinda a sus hermanos sus vibraciones, participando en la Redención Humana.

Eugeni~1.jpg (12799 bytes)Bernardo Eugenio Portal

Venerable Eugenio

 

Nació en Francia en el año 1867, naturalizándose luego como ciudadano argentino, desencarnó el 3 de julio de 1927 en Buenos Aires, República Argentina.
Hijo de un hogar acomodado, su padre fue Pedro Basilio Portal, era un hombre culto cuya instrucción finalizó con el título de Escribano Público Nacional, profesión que ejerció en forma privada y en un Banco de capitales extranjeros radicado en la Argentina.
Casado con Valentina A. de Portal, nacieron de esta unión sus hijos; María Antonieta, Leopoldo y Francisco.
Inquietudes éticas-espirituales, puestas al servicio de su profesión, le llevaron a incursionar en distintas corrientes filosóficas.
En esa búsqueda, llegó, finalmente, a entrevistarse con la Hermana Blanca Aubretón de Lambert.
De esa primera entrevista, surgieron los imponderables espirituales que marcaron, para ambos, el comienzo de la tarea terrenal, que encomendada por DIOS y dirigida desde el espacio por Jesús de Nazareth, Guía Espiritual de la Enseñanza, consistía en la fundación de una Escuela cuya finalidad sería alcanzar la Redención de todos los espíritus, habitantes del error.
Tras arduo trabajo, se funda la Escuela Científica Basilio, con el lema: "Hacia DIOS por la Verdad y la Justicia", el día 1º de noviembre de 1917.
La magnitud de la misión del Hermano Eugenio excede el plano netamente espiritual, para enmarcarse en los aspectos legales que le darían Personería Jurídica a la Institución.
A tal efecto, en el año 1924, a causa de las dificultades habidas por la falta de Personería Jurídica, se dedicó a preparar el Estatuto y Reglamento que debía presentarse a la Inspección de Justicia para ser aprobado por el Superior Gobierno de la Nación, la que consiguió en el año 1925.
Su salud quebrantada por la diabetes, en el año 1926 le obligó a efectuar una serie de paréntesis en su actividad de Director General y Presidente de la Institución, que culminó con su desencarnación, cuando contaba 60 años de edad.
Cabe destacar la magnitud de la empresa realizada, en tan breve lapso y en la última etapa de su vida.
Cuando el 11 de mayo de 1947 se inauguró en Parque Rodó, Montevideo - República Oriental del Uruguay, esta Filial Nº 6, Jesús de Nazareth lo designó Guía Espiritual y desde entonces brinda a sus hermanos sus vibraciones de amor y su energía para que continúen su ciclo evolutivo, participando en la Redención Humana

Asociación

Escuela Científica Basilio
Enseñanza Espiritual

La Escuela Científica Basilio es una Institución que, entre sus objetivosfundamentales, tiene el de transmitir la Enseñanza de Jesús de Nazareth,la existencia y el conocimiento de las Leyes de DIOS, tal cual fueran expandidas por el Maestro, en su época.

 Estos conocimientos los logró Jesús mediante la comunicación con Dios,pues era su Enviado. Utilizó para ello, de la Mente,una de sus facultades principales:la mediumnidad que le permitió relacionarse con el plano espiritualy elaborar los basamentos de la Idea Nueva.

 La Escuela Científica Basilio estuvo desde sus inicios consideradauna institución religiosa y sus integrantes se denominan Discípulos de Jesús.

Busca revincular al hombre con Dios a quien únicamente rinde Culto,mediante la experiencia individual. Respeta a toda creencia e ideología quepor diferentes caminos orienten al ser hacia el Bien.

 La Institución utiliza una disciplina científica propia, aplicada a la Investigación de la existencia del mundo etéreo y su interrelacióncon los seres humanos: la Ciencia Espiritual, que es coordinada por el Director General Espiritual, valiéndose de la Mente yen uso de los atributos que todo ser humano posee como espíritu o alma.

Su Origen

La Escuela Científica Basilio se origina en la República Argentina,por decisión de Jesús, bajo la indicación de Dios, para ayudar al hombre a revincularcon Él  y comprender el sentido existencial de la vida. Además la Ciencia Espiritual  investiga la vida etérea  que tuvo origen en el Creador.

Razones del Nombre “Basilio”

Pedro Basilio Portal fue el padre y formador del cofundador de la Escuela, escribano Eugenio Portal. El Bien dispuso que se utilizara su segundo nombre, Basilio, como identificatorio de la Escuela para señalar que ésta se fundaba siendo él su Guía y Protector una vez ya desencarnado y para continuar con la Idea Nueva que había quedado trunca en el siglo IV de la era de Jesús. Pedro Basilio, desde el espacio, orientó a su hijo encarnado que Jesús indicaría en su momento, reiniciar la Idea Nueva. Se soslayó así el uso del primer nombre, Pedro, para evitar que se produjeran similitudes y confusiones con religiones diversas.                                              

Estudio de la Ciencia Espiritual

Ante el ingreso al tercer milenio se puede afirmar que la Escuela ha elaborado una disciplina científica propia: la Ciencia Espiritual. Utiliza un método científico particular que se sustenta en  la actividad de la Mente de todo discípulo de Jesús y que permite relacionarse con el Bien. Los nuevos conocimientos llegan coordinados por el Director General Espiritual a través de las comunicaciones con Jesús, autorizadas por Dios. Por dedicarse al estudio, enseñanza y profundización de esta Ciencia Espiritual, es que la Institución se denomina Escuela Científica.

Es orientadora de la conducta del hombre y formadora de la niñez y de la adolescencia, ya que su lema dice: “Hacia Dios por la Verdad y la Justicia”.

Motivo de su Fundación

El motivo fundacional de la Escuela ha sido propender a revincular al hombre con Dios mediante el Culto a Él y el conocimiento, estudio y expansión de la Enseñanza de Jesús de Nazareth.

Dar a conocer a la Humanidad la verdad sobre la existencia del espíritu en todas sus manifestaciones y la del mundo etéreo del Bien y del error. Continuar con la Idea Nueva y proseguir con las Prácticas Espirituales, según las indicaciones del Guía de la Enseñanza.

Personería Jurídica

Cumpliendo con los requisitos legales, en 1925, la Escuela Científica Basilio obtuvo la Personería Jurídica. Se rige por un Estatuto y Reglamento en la faz material que norman las relaciones de quienes la integran, como Asociación. En el área espiritual se cuenta con un Reglamento Interno de Discípulos, Discípulos Colaboradores y Directores Espirituales que permiten normar las actividades que se desarrollan en las distintas funciones.

Qué es

LA ESCUELA CIENTÍFICA BASILIO

Para saber qué es la Escuela Científica Basilio, se hace propicio recordar lo expresado por el Director General Espiritual, en la reunión convocada por el “Consejo Argentino de Relaciones Internacionales” (C.A.R.I.), entre los días 8 y 9 de noviembre de 1995, con la presencia de Autoridades del Gobierno de la Nación Argentina, en las personas del Embajador Dr. Carlos Muñiz, del Secretario de Estado de Cultos, Dr. Ángel Centeno; del Director Nacional de Registro de Cultos, Dr. José Camilo Cardoso y de Representantes de diversos cultos, con motivo de la presentación del “Proyecto de Ley de Culto.”

                Se expresan, a continuación, una síntesis de conceptos vertidos por el Director General Espiritual, Hermano Ernesto Guido Boeri.

                La Institución agradece, a través del Director General Espiritual que la representa, a las Autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, en las personas del Dr. Centeno y el Dr. Cardoso, y a C.A.R.I., que tan generosamente se han  ofrecido para permitir que todas las religiones, en total convivencia y armonía, con la Fe puesta en un solo DIOS, aunque con distintos rituales, busquen el mejoramiento espiritual con el objetivo de acercarse, porque todos sin excepción, son hijos de DIOS.

                Si no existiera DIOS, no existirían los seres humanos, pues Él es el Creador de las almas o espíritus; fue quien los creó con todo Amor y dotó de Atributos: Libertad, Inteligencia y Amor.

                La Escuela Científica Basilio reconoce también la Libertad de Culto que existe en la República Argentina, pues permite a la Institución comenzar a estructurarse en el año 1915 y fundarse en 1917. En 1925 obtiene la personería jurídica.

                Se debe aclarar qué es la Escuela Científica Basilio. Ella no contiene dogma porque se basa en la investigación mediante la Mente, utilizando una función fundamental que le es propia: la mediumnidad. La Enseñanza que la Escuela transmite es para el hombre, para que él sepa que  es un alma o espíritu que habita en un cuerpo. Ella le ayuda a responder los interrogantes existenciales: de dónde vino, a qué vino y adónde va. Entonces, puede afirmarse

que es una religión, porque busca revincular o “religare” al hombre con Dios, que es el objetivo máximo y fundacional que tiene la Escuela cuyo Lema, como base de sustentación, es: Hacia DIOS por la Verdad y la Justicia.

                Como propósito fundamental, la Escuela sostiene el rendir Culto a DIOS aplicando la Filosofía de la Enseñanza de Jesús de Nazareth, el Maestro, el Enviado de DIOS.

                La Escuela también es Científica porque investiga, ya que se lo permite su religiosidad sin dogmas. Investiga dentro del campo de la mediumnidad. ¿Qué es la mediumnidad? Es una facultad de la Mente debido a lo cual todos los seres la poseen, porque todos cuentan con Mente.

                Los Profetas, los Apóstoles, en base a la mediumnidad, pudieron percibir e interpretar las indicaciones del Bien. En muchas oportunidades, esta facultad les permitió plasmarlas en la escritura, formando un material de utilidad para muchas religiones. Éstas son consideradas buenas y respetables, a la luz de nuestro razonamiento, en tanto ayuden a mejorar la conducta del hombre y lo orienten hacia DIOS.

                La Enseñanza de Jesús de Nazareth explica las causas que motivan el sufrimiento y el porqué de los destinos diferentes. En los espíritus la reencarnación es una realidad posible y no se la debe confundir con explicaciones que incluyen fantasía.

                La encarnación es una Ley de Dios que permite al espíritu habitar en un cuerpo humano, dotado de una Mente que le posibilita elaborar el pensamiento, y receptar e interpretar la comunicación espiritual. La reencarnación es la posibilidad de volver a encarnar en otras vidas sucesivas, en diferentes familias y con distinto cuerpo, destino y reparación. Tiene como razón fundamental  la evolución de los espíritus que se desviaron de Dios y en ocasiones, cumplir misiones como lo hizo Jesús de Nazareth. Esto es debido a que la Escuela sostiene como principio doctrinario que la salvación de las almas o espíritus, hijos de Dios, es una realidad para todos. No existe la condenación eterna.

                Se tiene la creencia que un espíritu, luego de desencarnar, puede reencarnar en un animal. Esto no es posible porque no responde a las Leyes de DIOS que un alma o espíritu pueda encarnar o reencarnar en un cuerpo que no sea humano.

                La Ley de la Reencarnación indica  que el Espíritu tiene la oportunidad de volver paramejorarse, es decir, evolucionar y lo puede hacer, no importa la Creencia que practique. Esto se debe a que las confesiones religiosas tienen como propósito orientar al hombre hacia Dios.

                 El ser humano solo, sin el apoyo de una fe religiosa, es muy difícil que pueda encontrar el camino de la evolución, porque aunque tenga voluntad de superación, necesita de la Orientación y Cultura Espirituales para que pueda encaminarse por el sendero del Bien.

                La Escuela Científica Basilio fue fundada en la República Argentina y en la actualidad cuenta con 343 filiales en el mundo. En ella no se hace diferencia de razas, porque nuestras Hermanas Filiales están en Centroamérica, Sudamérica, Estados Unidos, Europa, Australia y otras en Formación.

                En general, el ser humano cree que DIOS castiga. La Escuela sostiene que el sufrimiento es consecuencia del desorden que elabora el Espíritu en vidas sucesivas o en el espacio cuando no tiene materia. El hombre es un alma o espíritu que habita en una materia o cuerpo, es decir encarna o reencarna. Cuando el espíritu no encarna, porque debe esperar un lapso de entre 200 ó 400 años para volver a este mundo, vive una existencia espiritual en el plano etéreo.

Para que ese desorden del espíritu pueda superarse, Dios, mediante sus Leyes, da a todos la oportunidad de reparar, pero se puede hacer sin sufrir porque la comprensión del espíritu facilita que éste no se rebele y pueda evolucionar. En algunas ocasiones el hombre sufre y hace responsable a DIOS de su padecimiento. El Creador no castiga, por lo tanto, no hay que temerle. El Maestro  enseña que a DIOS hay que amarlo, porque lo que se ama, se puede respetar; aquél que teme a Dios no puede amarlo.

                Amar a DIOS ayuda a vivir mejor y a respetar a todos los hombres, sin importar la Fe que profesen o el color de su piel, porque la Enseñanza que difunde la Escuela, la Enseñanza de Jesús de Nazareth, es Universal. Es para el Espíritu, no es para una determinada religión. No se pueden encerrar ni limitar las Leyes de DIOS porque ellas son para todos.

                Las religiones tuvieron origen en el hombre como una necesidad del alma o espíritu encarnado de revincularse con DIOS. Él no pudo haberlas establecido, pues no hace diferencias.

                Ninguna religión tiene la Verdad absoluta, pues ella no se conoce en este mundo sino donde está la Luz, el Creador. Cada religión tiene su parte de Verdad y Todas las Verdades se pueden unir, aunque con distintos rituales y prácticas. Lo importante es que cada uno, cuando sale del lugar de culto, lo haga considerándose Hijo de DIOS al igual que sus Hermanos a quienes aprende a respetar como tales.

                La Enseñanza de la Escuela Científica Basilio considera que destino son los condicionamientos de la vida humana que el ser acepta, antes de encarnar. Implica: Sexo, Raza y Disminución física.

                En general, el espíritu cuando decidereencarnar elige y acepta con la orientación del Bien el embrión adecuado a su destino como la forma más propicia para reparar. El Destino es una parte de la reparación. La reparación no está prefijada y se va elaborando con las acciones diarias, el esfuerzo, la superación, la voluntad de cambio hacia el Bien, la comprensión ante las vicisitudes de toda vida. Reparar significa enmendar, corregir el error del espíritu. Necesita del reconocimiento, el arrepentimiento, la intención y voluntad de cambio hacia el Bien, proyectándolo en acciones que facilitan la evolución espiritual.

                El sexo: hombre o mujer, es heredado genéticamente, pero son iguales ante Dios como espíritus. La raza implica la elección de una familia en un contexto físico, biológico, social y cultural. Con respecto a las disminuciones físicas se considera como destino aquellas deficiencias que trae el embrión hasta el octavo día momento en que el espíritu se une a él.

                Para los Discípulos de Jesús, los hechos fatales, los accidentes, los desórdenes que ocurren en este mundo, no son castigo de DIOS. El Creador, a través de las Leyes Espirituales facilitó la formación del Universo, ordenado por Leyes de la Naturaleza y dio a sus hijos un lugar para encarnar y evolucionar. El hombre, en cambio, está destruyendo el Planeta y sufre cada vez más, porque está alterando el equilibrio natural.

                El espíritu va a retornar a DIOS, reparando con esfuerzo y superación; lo hará en estado de pureza, es decir, libre de error ya que al desviarse alteró su estado vibratorio de armonía.

                El Maestro, -a quien consideramos el Guía Espiritual de la Enseñanza- nos aclara que Él, no es patrimonio de la Escuela Científica Basilio. Para la Institución, Jesús es el Redentor, el Enviado de DIOS. Según nuestra investigación mediumnímica hubo cerca de 5000 Enviados, pero cada uno con un rumbo distinto, en cambio Jesús sigue en el espacio siendo el Redentor de todos los Espíritus, junto a sus padres, María y José. La Escuela sostiene que ella fue madre biológica, formó junto a José, una familia según los ritos de la Religión Judía como correspondía en aquella época. A ese hogar llegaron siete hijos, el sexto fue Jesús de Nazareth.

Pero Él era un espíritu de luz que por la misión que cumplió y continúa realizando, denominamos Redentor, igual que a sus padres que también eran espíritus de luz.

                La Escuela Científica Basilio  inicia sus pasos con los estímulos mediumnímicos de la cofundadora de la Institución, Hna. Blanca Aubreton de Lambert y del cofundador, Hno. Eugenio Portal. La experiencia de ella se unió a la del Hno. Eugenio, con el apoyo de la bibliografía de Allan Kardec, quien hoy es Guía Espiritual de una de las Filiales de la Escuela. No obstante, no es el Guía de la Enseñanza porque la Escuela tomó un rumbo propio a la luz de las enseñanzas del Enviado de Dios, Jesús de Nazareth, a quien se considera el Guía Espiritual de la Enseñanza.

                En el presente siglo, cuando la Escuela Científica Basilio hubo avanzado en su investigación mediumnímica retomó la Enseñanza de Jesús de Nazareth, “La Idea Nueva”, que había quedado trunca en el siglo IV de la era de Jesús y fue la que dio a conocer en aquella época, el Redentor, en la Judea. La Escuela Científica Basilio es una Institución cuya Enseñanza se diferencia del Espiritismo, pues su finalidad esencial es el revincular al hombre con  Dios rindiéndole Culto sólo a Él. Al igual que algunas religiones, la Escuela coincide en cuanto a la conmemoración con alguna Fiesta o Acto Espiritual de las recordaciones más importantes, por ejemplo, Redención, Natividad, la de Venerable María y Venerable José que fueron los padres biológicos de Jesús.

                Si bien el Espiritismo surge fundamentalmente a través de la tarea investigativa de Allan Kardec y sus colaboradores que trajeron el conocimiento de la existencia del mundo espiritual, la Escuela sostiene que la mediumnidad existe de modo autónomo en la Mente de todo ser humano, se estimule o no y ella vincula al hombre siempre con lo espiritual.

                Jesús de Nazareth recibía directamente de Dios por ser un espíritu puro, su Enviado, las comunicaciones acerca de los cursos de acción a seguir pues percibía por medio de la visión espiritual, la audición eintuición,  todo ello con el concurso de la Mente.

                La Ciencia Médica es la adecuada para curar al cuerpo, pero cuando ella dice que no se puede hacer nada, es el Espíritu el que está perturbado, el que se entrega y desea desencarnar abandonando su cuerpo en forma definitiva. No tiene fortaleza espiritual. En esta instancia, la Fe en cualquier Creencia de bien que el individuo practique, lo ayuda a superar su estado de desequilibrio espiritual.

 

La Escuela, ayer y hoy

            Se ofrece una síntesis conceptual de lo manifestado por el actual Director General Espiritual de la Escuela Científica Basilio, Hno. Ernesto Guido Boeri, con motivo de celebrarse la Fiesta Espiritual a Dios y 80 Aniversario de la Institución, el 1° de noviembre de 1997, en el Estadio Obras, República Argentina.

            No se puede interpretar qué fue y es la Escuela sin comenzar a bucear en el tiempo pasado, cuando en un mundo en guerra, junto a un pequeño grupo de hermanos, un 1º de noviembre de 1917, iniciaron esta Obra  ya establecida por el Bien, los Co-Fundadores de la Institución: BlancaAubreton de Lambert y Bernardo Eugenio Portal, y desde el espacio dio su apoyo Pedro Basilio Portal, el padre ya desencarnado del cofundador.

            La Hna. Blanca desencarnó en 1920 quedando el Hno. Eugenio al frente de ese grupo de discípulos. La tarea fue titánica, como la de  legalizar a la Escuela ante el Estado nacional de la República Argentina. Se gestionó en un primer intento inscribirla con el nombre de“Templo de la Redención, Jesús, María y José” y, a los Hnos. Directores que colaboraban, se los llamaba: Pastor o Pastora, según se tratara de un hombre o de una mujer.

            Posteriormente, se registró a la Escuela en el Registro Nacional de Culto como una Entidad Religiosa, pues no podía ser de otra manera, ya que en ese fichero debían inscribirse las Entidades Religiosas. La Escuela Científica Basilio estuvo registrada  primero con el Nº 209 de Registro y luego con el 658.

            Sin embargo, a pesar de tener desde los comienzos claras raíces en la Idea Nueva elaborada por Jesús de Nazareth, se hablaba del Espiritismo dentro de la Institución, pero los distintos Directores Generales, en cada etapa, marcaban una diferenciación: Jesús no había sido Espiritista y la Escuela desde sus inicios, siguió las Enseñanzas del Maestro, Jesús de Nazareth, el Enviado de DIOS.

            En una primera etapa, como además concurrían a la Escuela muchos Hnos. con formación espiritista, se decía que en la Institución se practicaba el Espiritismo, pero ya se consideraba que debía establecerse la diferencia y tratárselo como  Espiritismo Superior. El Hno. Hilario Fernández, así lo destacaba en esa época. Transcurrieron los años y en la etapa del Hno. Mario Salierno, se hablaba de Espiritismo, pero del Espiritismo Científico.

            Hoy la Institución habla de Enseñanza Espiritual. No por ignorar al Espiritismo, porque éste hizo su aporte valioso dado que el estímulo de la manifestación mediumnímica parlante iba a dar lugar a que el Maestro, Jesús de Nazareth, por vez primera desde su desencarnación, pudiera  incorporarse y manifestarse hacia los demás, mediante la expresión oral.

            El Hno. Eugenio Portal a través de la videncia tuvo la comprobación de la existencia del espíritu y de la posibilidad de comunicarse con él, a raíz de la incorporación en la Hna. Blanca Aubreton de Lambert, de un espíritu que él reconoció como su padre, Pedro Basilio Portal que ya había desencarnado.

            Éste incorporado, le manifestó a su hijo que La Idea Nueva había proseguido hasta el momento en que, durante el Concilio de Nicea del año 325 convocado por el emperador Constantino, se divinizó a Jesús, al elaborar la doctrina de la consubstanciación con Dios.

            También le recordó cuál era la misión a cumplir que consistía en iniciar y fundar una Escuela basada en el Ideal de la Redención Espiritual y Humana, bajo la protección de Dios y guiados por Jesús.

            A consecuencia de esta experiencia personal, el Hno. Eugenio comenzó a recibir las instrucciones del Guía de la Institución, Pedro Basilio Portal acerca de cómo reiniciar la Idea Nueva y a interesarse por el aporte investigativo que Allan Kardec había volcado en sus libros.

            Esta actividad logró una vía de comunicación que permitió que, en un momento determinado se reflejara, Jesús de Nazareth para confirmar que el proyecto que se estaba gestando era sostenido por el Bien. Posteriormente, el 1°de noviembre de 1917 el Maestro se incorporó por primera vez y confirmó que se reiniciaba la Idea Nueva que Él trajo 2000 años antes y comenzó transmitir y orientar cómo se debía desarrollar la Obra en el presente siglo.

            Sin embargo, la Escuela Científica Basilio, no es Espiritista.

El Hno. Eugenio, al iniciar las actividades e intentar lograr Elevación Espiritual, en el único Salón de Tareas Espirituales que había en Rawson 53, rezaba el “Padre Nuestro” y con los concurrentes cantaba el “Ave María”. Además se utilizaban términos propios de la Religión Católica porque algunos hermanos del grupo, incluyendo a Eugenio, tenían esa formación.

En los años 46... 48, la Escuela comienza a realizar Uniones Matrimoniales Espirituales. Desde sus comienzos, siempre celebró Fiestas Espirituales muy semejantes a las de otras creencias religiosas, especialmente de la Iglesia Católica: la Fiesta a la Redentora, María de Jericó, la madre de Jesús de Nazaret; la Fiesta a Venerable José, padre de Jesús de Nazaret, esposo de María; la Fiesta Espiritual Natividad; el Acto Espiritual Redención y otras. Todo lo que la Escuela Científica Basilio ha venido realizando, está relacionado con la Cultura Religiosa en la búsqueda de volver a relacionar al hombre con Dios.

            Es necesario definir cómo se reconoce la Institución. La Dirección General lo ha venido expresando en muchos lugares del país y en sus viajes al exterior también. La Escuela hoy se reconoce como una confesión religiosa que utiliza una disciplina científica propia aplicada a la investigación de la existencia del mundo etéreo: la Ciencia Espiritual, valiéndose de la Mente.

            Los hermanos que la integran se denominan Discípulos de Jesús, seguidores de la Idea Nueva, que fue la Enseñanza que trajo el Maestro para todos sus hermanos.

Cuando hablamos de ser religiosos, intentamos y deseamos ser fieles y exactos en el cumplimiento del deber, moderados y comprensivos, ya que no nos anima abrazar ningún dogma para acercarnos a la Divinidad, o por temor a Ella o para prácticas rituales, dado que el propósito de la Escuela Científica Basilio es alcanzar virtudes que nos muevan a rendir Culto a DIOS, tomando conciencia de la Enseñanza de Jesús y dando cumplimiento a la Promesa que libremente les brindamos.

La Enseñanza que transmite la Escuela Científica Basilio, no tiene como base Dogmas de fe, está en permanente Evolución y proyectada a las necesidades espirituales del mundo que habitamos, donde intenta clarificar el motivo de nuestra existencia, de dónde venimos, a qué y hacia dónde regresaremos.

Es por ello que la Fe se alimenta en el Conocimiento, es decir, en la sabiduría que se adquiere, analizada y razonada por la inteligencia del Espíritu.

            Las investigaciones espirituales tienen como herramienta lo que comúnmente se conoce como sexto sentido, denominado Mediumnidad para la Ciencia Espiritual, siendo la Mente la intermediaria entre el Espíritu encarnado y el Mundo Espiritual. La Ciencia del hombre menciona a la Mente, el vocabulario humano la tiene en su forma de expresarse, pero desconocen su actividad y el motivo de dicha intermediación. A través de los siglos, el mundo tuvo Enviados, Profetas, Científicos, Artistas en todas las expresiones, todos ellos intuitivos que, por medio de la Mente dejaron obras realizadas y que de acuerdo a sus estados espirituales de mayor o menor evolución, demostraban recibir intuiciones de distintos niveles espirituales. Por lo tanto, las experiencias que se llevan en la inteligencia del propio Espíritu no desaparecen con la desencarnación porque aquellos que fueron encarnados buscarán, desde el espacio del Bien, transmitir en las Mentes de las próximas generaciones, el conocimiento para apoyarlas en sus actividades y poder develar inquietudes.

            La Enseñanza de Jesús de Nazareth, la Idea Nueva que retoma la Escuela es para ofrecerla a la Humanidad

            Tenemos como base las Conferencias Espirituales que nos legaron aquellos hermanos que las recibieron intuitivamente, cuya interpretación realizamos en forma permanente para ir redescubriendo nuevos contenidos.

                La Escuela Científica Basilio reconoce las necesidades religiosas que los seres tienen pues considera que todas las Religiones pueden ser útiles en la medida que ayuden al hombre en su evolución espiritual, lo oriente hacia el Bien y ofrezca guiarlo hacia el camino moral que se deberá transitar, para lograr la purificación espiritual.

                Hoy la Escuela se considera respetada por las Autoridades de todos los países donde están ubicadas sus Hermanas Filiales, también cuenta con el respeto de otras religiones. El Gobierno de la República Argentina, por medio de sus Autoridades de Culto, ha elaborado una tarea inteligente y pluralista.

                No somos dueños de la verdad absoluta, somos una Religión que sostiene que, cuando los Espíritus encarnados dejan esta existencia material e ingresan al espacio espiritual, ocupan el lugar que su estado vibratorio permite y esto será en total concordancia con sus conductas y modos de vida observados antes de ingresar a la vida eterna. No será suficiente el haber pertenecido a determinada religión, ya que lo único valedero será el grado de evolución espiritual que proyecten las vibraciones del alma, demostrando armonía, equilibrio, es decir Luz, por lo contrario de desorden espiritual.

                DIOS no es patrimonio de ninguna Religión. Él está por sobre todas ellas y las abarca, siempre que éstas tengan en sí, el propósito, el compromiso y la esencia de la verdadera Religión de DIOS, es decir, el Amor.

                La Escuela Científica Basilio, desde el año 1917, inicia en la ciudad de Buenos Aires su tarea espiritual y a partir de ese momento se llega, en 1997, a cumplir 80 Años, con 343 Filiales en República Argentina, Sud América, Centro América, EE.UU., Europa, Australia y con algunas Filiales como grupo de difusión en Roma, Londres, Venezuela y Grecia. En la medida que vayan progresando se podrán incorporar oficialmente a la Institución, todas ellas con el propósito de respetar las diversas culturas propias de cada lugar en que se encuentren.

 

Actividad de la Escuela

            La actividad de la Escuela para el cumplimiento de su Misión comprende diferentes aspectos:

- Rendir Culto a Dios, tendiendo a que cada hermano, mediante su esfuerzo, intencionalidad y conducta, tenga la posibilidad de revincularse con Él .

- Estudiar, enseñar y profundizar la Ciencia Espiritual, que unida a los Principios fundamentales de la Idea Nueva, dan cuerpo doctrinario a la filosofía de la Enseñanza de Jesús.

- Realizar las Tareas que tienen como fin colaborar con el Bien para el arrepentimiento de los grupos espirituales del error y fortalecer el equilibrio armónico del estado vibratorio espiritual del discípulo.

- Formar el conjunto de hermanos capacitándolos para realizar las tareas Espirituales o de Culto y la orientación espiritual a los seres humanos que lo requieren porque desean profundizar en nuestra fe. Los que llevan a cabo estas actividades se denominan Directores espirituales.

Realizar Cursos y Seminarios para la formación de Directores Espirituales.

- Brindar explicaciones y conferencias sobre temas de la Enseñanza.

- Acercar la ayuda espiritual a los hermanos indicada por el Director General Espiritual, en forma conjunta o generalizada.

- Si bien es cierto que la Escuela está integrada por seres humanos limitados, en mayor o menor medida por sus estados espirituales propios, se encuentra conducida por el Bien, mediante el Guía de la Institución: Pedro Basilio Portal y los Guías Espirituales de Filial. Todos ellos conducidos por El Redentor de todos los espíritus o almas que necesitan evolucionar, Jesús de Nazareth. Todos las filiales de la Escuela están amparadas por el Bien, manifestándose por medio de una protección fluídica para que puedan realizar su misión redentora.